Wednesday, August 1, 2012

Llamamiento urgente por una Cuba mejor y posible





Vivimos tiempos cruciales. Es necesario conocer y aprender del pasado para no repetirlo. Llamamos a todos los cubanos a evitar actos de violencia, derramamientos de sangre y particularmente aquéllos dirigidos contra la población indefensa. La violencia, la intimidación y el acoso abierto o sutil contra quienes sostienen ideas que se apartan de las oficialmente amparadas, deberán cesar inmediatamente. Una solución pacífica ha de ser el compromiso definitivo y público de todos y todas las partes sin excepción.

Demandamos un diálogo nacional, abierto, trasparente pluralista y sin condiciones para poder acometer constructivamente el desafío que nos presenta la actual crisis. Sostenemos el derecho de los cubanos a determinar nuestro futuro en plena libertad, independencia y soberanía, sin injerencias o imposiciones de ninguna nación extranjera sea cual sea la ideología que profese su gobierno. Nuestro país no debe estar supeditado a leyes de otro gobierno que nos afecten unilateralmente La soberanía reside en el conjunto del pueblo cubano y su derecho a la autodeterminación en plena independencia ha de ser respetado.

Presentamos a todos los ciudadanos cubanos un conjunto de medidas que no hay que supeditar a la agenda de ningún país extranjero y que puede comenzar a emprenderse entre todos inmediatamente de existir voluntad política para ello de parte de quienes siendo menos del 1% de la población, poseen la capacidad real de decisión sobre todos los aspectos de la vida cotidiana en nuestra patria:

1- Respeto inmediato a derechos y libertades ciudadanas básicas de conciencia, expresión, información, reunión, movimiento y asociación, derecho a la libre sindicalización, formación de partidos políticos y de organizaciones no gubernamentales y proscripción de toda forma de persecución o discriminación por razones de credo, ideología, raza, género u orientación sexual. Cese inmediato de la amenaza y uso de la violencia policial y parapolicial, aplicación de los estándares de Naciones Unidas para el tratamiento a los presos, trasparencia del régimen penitenciario al Relator Internacional contra la Tortura y abolición de la pena de muerte. Ratificación inmediata de los Pactos Internacionales de Derechos Humanos y reforma legal hacia el establecimiento de un Estado de Derecho. Someter a referendo la incorporación de una cláusula constitucional criminalizando el empleo del terrorismo, la violencia, la tortura, el acoso y la discriminación de cualquier tipo, sea cual sea su promotor, justificaciones y procedencia, así como la adecuación de la Constitución a los principios y normas universalmente reconocidas de derechos humanos. Desmovilización o traspaso a otras funciones de aquellos agentes dedicados a la represión de esas libertades, y cierre de unidades represivas dedicadas a ese fin. Libertad inmediata de los presos políticos y amplia amnistía para quienes hayan sido encarcelados por haberse criminalizado acciones que no constituyen delito a la luz del derecho internacional.

2- Fin de las restricciones a las libertades de movimiento nacional e internacional de los ciudadanos cubanos así como la eliminación del destierro a cientos de miles de cubanos. Inmediata supresión de los permisos de entrada y salida, y libre relocalización en el país de los nacionales cubanos que así lo deseen. Fin inmediato de las confiscaciones de bienes y propiedades a los emigrantes. Igualdad de derechos –incluidos los de salud, educación y seguridad social- para todos los cubanos.

3- Liberación de todas las capacidades productivas y de innovación que atesora la nación cubana constituida por todos sus ciudadanos, residan en Cuba o en la diáspora. Traspaso inmediato de la propiedad de todas las empresas estatales de producción y servicios medianas y pequeñas a los trabajadores que laboran en ellas, y en las grandes empresas, participación en la administración y reparto de utilidades. Libertad de todos los ciudadanos para la actividad económica independiente, exportar e importar bienes, establecer empresas mixtas con el Estado o con la inversión extranjera y estímulos fiscales a las cooperativas y a la pequeña propiedad individual. Control trasparente del uso de los impuestos y de la renta nacional. Plan de emergencia para reanimar y fortalecer los sistemas nacionales de educación, salud y seguridad social. Acceso masivo a Internet y las nuevas tecnologías de la información y comunicación como herramientas imprescindibles de una economía moderna.

4- Adopción de una genuina política de paz y distensión internacional. Las relaciones con otros estados deberán fraguarse en base al respeto, la dignidad y la soberanía recíproca. Renuncia a participar, apoyar o fomentar guerras o conflictos en otros países. Las fuerzas armadas solo deberán salir de las fronteras nacionales para participar en operaciones internacionales multilaterales de Naciones Unidas. Creación de un grupo de buenos oficios para gestionar la normalización de relaciones con los países y organismos internacionales que están afectadas o suspendidas, incluyendo el tema de las sanciones unilaterales estadounidenses. Se deberán iniciar conversaciones entre los gobiernos de Cuba y Estados Unidos, con vistas al cese de la usurpación de la base naval de Guantánamo contra la voluntad y el deseo del pueblo cubano. Nuestro territorio deberá quedar libre para siempre de bases y tropas extranjeras y jamás se concederán facilidades militares logísticas o de otra índole a otro país.

Alertamos que no sólo una Cuba mejor es posible. También lo es una Cuba igual o peor a la que hoy existe. Las opciones están en manos de los cubanos y el tiempo de tomar decisiones sustantivas ha llegado. Quien hoy no dé los pasos para dar salida sensata a esta crisis no podrá responsabilizar a otros por lo que suceda mañana. Si en algo estamos todos de acuerdo es que el país está al borde del abismo.

Dado el primer día de agosto de 2012.

Lourdes Abascal Zayas-Bazán, agente hipotecario, Florida, Estados Unidos.
Iván Acosta, cineasta y dramaturgo, Nueva York, Estados Unidos.
Ricardo Acosta, cineasta, Canadá.
Manuel Carlos Acosta Acosta, empresario y profesor universitario, México.
Dayana Acosta Lorenzo. Estudiante de Derecho. Miami, Florida.
Pablo Aguabella Valdivia, actor, Costa Rica.
Ladislao Aguado, República Dominicana.
Pedro Pablo Aguilera González, profesor universitario en Humanidades, Colombia.
Hubert Albert, músico, Texas, Estados Unidos.
Pedro Albizu-Campos Espineira. Arquitecto, Florida, Estados Unidos.
Irma Alfonso Rubio, arquitecta, España.
Héctor Alfonso Pavón Lorié, Arquitecto, Florida, Estados Unidos.
Osvaldo Alfonso Valdés, publicista, Suecia.
Pedro F. Alonso, Florida Estados Unidos.
Karelia Alvarez, médico, Florida, Estados Unidos.
Antonio Álvarez Gil, escritor, Suecia.
Pedro Pablo Alvarez Ramos, sindicalista, España.
Dora Amador, periodista, Florida, Estados Unidos.
Elías Amor Bravo, economista, España.
Jorge Luis Arcos, escritor y profesor universitario, Argentina.
Miguel Arencibia Daupés, jurista, Cuba.
Wilfredo Armesto Coll, médico, Colombia.
Ana de Armas, actriz, Cuba-España.
Mirtha Arnal, profesora de Historia y Filosofía, España.
Marlene Arzola, psicóloga, Florida, Estados Unidos.
Carlos Manuel Azcuy de La Cruz: Empresario, Alemania.
Marlene Azor Hernández, socióloga, Cuba.
Aldo Baltony, empresario en redes de mercadeo, Texas, Estados Unidos.
Sergio Barroso, compositor, Canada.
Roland J. Behar, agente hipotecario, Florida, Estados Unidos.
Luis Beiro, escritor, República Dominicana.
Pedro Benítez, Nueva York, Estados Unidos.
Beatriz Bernal Gómez, Profesora Universitaria, México.
Guillermo Bernal Suárez, periodista y escritor, España.
María Elena Blanco, escritora, Austria/Chile.
Juan Antonio Blanco, politólogo, Canadá.
Mijaíl Bonito Lovio, abogado, Chile.
Sonia Bravo Utrera, académica, escritora y traductora, Gran Canaria, España.
Ana Lupe Bustos, maestra, Estados Unidos.
Reinaldo Caballero, ingeniero ambiental, Florida, Estados Unidos.
Jorge Calás Lozano, desarrollador de software y administrador de sistemas. España.
Rolando Calderón Fuente, España.
Juan Caminero, Chile.
Néstor  F. Campos Bruzón, bloguero, República Dominicana.
Pedro Campos Santos, analista de política internacional, Cuba.
Olga M. Cano, Contadora Pública, Florida, Estados Unidos.
Rolando H. Castañeda, economista, Washington D.C.
Asdrúbal Caner Camejo, poeta y economista, Canadá.
Iván Cañas, fotógrafo.
Jorge L. Cárdenas, empresario, España.
Jorge Carrigan, escritor, Canadá.
Luis Casacó, ingeniero, Uruguay.
Manuel Castro Rodríguez, profesor universitario, Panamá.
Asunción Caula Fernández, profesora de lenguaje, El Salvador.
Miriam Celaya González, antropóloga, Cuba.
José Raúl Coello Sotelo, empresario, España.
Ana María Cohen, analista de sistema, Florida, Estados Unidos.
Ramón Colás, fundador de las Bibliotecas independientes, Jackson, Estados Unidos.
Lázaro Collazo Pérez, mecánico, Florida, Estados Unidos.
Raúl E. Colón Rodríguez, traductólogo, Canadá.
Carlos O. Cordovés Céspedes, médico veterinario y empresario, Brasil.
Maritza Cossío, maestra, Florida, Estados Unidos.
Manuel Cuesta Morúa, politólogo, Cuba.
Armando Chaguaceda, politólogo, Cuba-México.
Jorge Dalton, cineasta cubano-salvadoreño, El Salvador
Domingo J. Delgado, abogado, Florida, Estados Unidos.
Germán Díaz, fotógrafo y periodista, Suecia.
Carmen B. Díaz, psicóloga, Estados Unidos.
Ramon Diaz, Economista, Miami, Florida.
Pablo Diaz Espí, periodista, España.
Luis Felipe Díaz Galeano, economista, España.
Manuel Díaz Martínez, escritor, Gran Canaria, España.
Ismael de Diego de los Ríos,
cineasta, Cuba. Haroldo Dilla Alfonso, sociólogo, República Dominicana.
Alexander Domínguez, publicista y promotor musical, Florida, Estados Unidos.
Andrés Dovale Borja, médico. Cuba.
Carmen Duarte, escritora, Florida, Estados Unidos.
Pedro M Dupre, trabajador social, Pennsylvania, Estados Unidos.
Cristóbal Durán Castillo, administrador público, Chile.
Paul Echaniz, ingeniero, New York.
Tomás Alberto Ercia Arenal, Comercial, España.
Gilberto D'Escoubet, profesor universitario, Quebec, Canadá.
Equinongo Echeverria, Jubilado, Pennsylvania, Estados Unidos.
Juan Escandell Ramírez, abogado, Florida, Estados Unidos.
Reinaldo Escobar Casas, periodista, Cuba.
Carlos M. Estefanía Aulet, pedagogo y periodista, Suecia.
Ignacio Estrada Cepero, activista de derechos humanos y bloguero, Cuba.
Rene Luis Falcón Santana, Ingeniero Aeronáutico, España.
Ana J. Fayá, analista política, Canadá.
Claudio Fernández, sociólogo y periodista, México.
Julio Fernández, proyectista, Venezuela.
Wilken Fernández, Economista, Virginia, Estados Unidos.
Rubén Antonio Fernández, biólogo computacional, New Jersey, Estados Unidos.
Luis Wilfredo Fernández, administración radial, Florida, Estados Unidos.
Raúl Fernández Rivero, sindicalista, Venezuela.
Roberto Fernández-Rizo, actor-productor, Virginia, Estados Unidos.
Alfredo Fernández Rodríguez, investigador de la Academia de Ciencias de Cuba, Cuba.
Adolfo Fernández Saínz, periodista independiente, Miami, Florida.
Alexis Ferrer Colás, empresario, Suecia.
Javier Figueroa, profesor universitario, Puerto Rico.
Roberto Fontanillas-Roig, publicista, Venezuela.
Leopoldo Fornés-Bonavía Dolz, historiador, España.
Mileydi Fougstedt, redactora de Misceláneas de Cuba, Suecia.
Ariel Francia Manzana, economista, Canadá.
Dayamí Freeman Pérez, España.
Elvis Fuentes, historiador de arte, New Jersey, Estados Unidos.
Ernesto Fundora Hernández, director de cine y escritor, México.
Carlos A. Galán, sindicalista, New Jersey.
Alina Galliano, poeta, España.
Carmen Gamoneda, profesora, Florida, Estados Unidos.
Félix García, Georgia, Estados Unidos.
Blanca I. García, trabajadora social, Florida, Estados Unidos.
Hibert García Jordi, ingeniero automotriz, Cuba.
Mickey Garrote, asistente bibliotecario, Florida, Estados Unidos.
David Gutiérrez Abreu, desarrollador de software, Cuba-Noruega.
Raúl García Huerta, pintor, maestro y actor, Florida, Estados Unidos.
Luis Manuel García Méndez, escritor y periodista, República Dominicana.
Jorge J. Gastón, activista comunitario, Florida, Estados Unidos.
Rita Geada, profesora universitaria y poeta. Florida, Estados Unidos.
Dayrom Gil, traductor, Brasil.
Andy S. Gómez, asistente especial para asuntos internacionales, Florida, Estados Unidos.
Antonio Gómez Sotolongo, músico, República Dominicana.
Reinaldo Gómez Ballina, editor, Suiza.
Adele González, teóloga, Florida, Estados Unidos.
Antonio González, abogado, Florida, Estados Unidos.
Reinol González, editor, Florida, Estados Unidos.
Boris González Arenas, historiador y cineasta, Cuba.
Tania González Domínguez, activista de derechos humanos, Cuba.
Arturo González Dorado, escritor, Reino Unido.
Alexis González González, ingeniero industrial mecánico, Gran Canaria, España.
Gerardo González Núñez, economista, Puerto Rico.
Daniel Gorostiaga Jardines, empresario, España
Ileana de la Guardia, Neuropsicóloga, Francia.
Antonio Guedes Sánchez, médico, España.
Félix Guerra Pulido, escritor, Cuba.
Ariel E. Gutiérrez, ingeniero, Puerto Rico.
David Gutiérrez Abreu, desarrollador de software, Cuba-Noruega.
Amauri Gutiérrez Coto, escritor, Arizona, Estados Unidos.
Vicente R. Gutiérrez Santos, economista y director de empresas, España.
Jesús Hernández, deshabilitado, Florida, Estados Unidos.
René Hernández Bequet, sindicalista, Florida, Estados Unidos.
Jorge Hernández-Pría, diseñador gráfico y publicista.
José Herrera, director adjunto internacional, España.
Ariel Hidalgo, maestro, Florida, Estados Unidos.
Yankilé Hidalgo, profesora de Lengua y Literatura, Ecuador.
Faisel Iglesias, abogado y escritor, Puerto Rico.
Wilmina Iglesias, Maestra, Florida, Estados Unidos.
Leannes Imbert Acosta, Directora del Observatorio Cubano de Derechos LGBT, Cuba.
Manrique Iriarte, médico, Florida, Estados Unidos.
Wendy Iriepa Díaz, activista de derechos humanos y bloguera, Cuba.
Ivanova Irizarry, Traductora independiente, Virginia, Estados Unidos.
Maya Islas, poeta, artista visual, España.
Mario Nicolás Jacas Medina, ingeniero en control automático, Florida, Estados Unidos.
Tony Jiménez, empresario, Florida, Estados Unidos.
Ricardo Jorge, agrimensor, Florida, Estados Unidos.
Guillermo Labrit, Profesor universitario, California, Estados Unidos.
Eduardo Lamora, cineasta, Francia.
Alberto Lauro, poeta, escritor y periodista, España.
Felipe Lázaro, poeta y editor, España.
Carlos León, técnico medio, Pennsylvania, Estados Unidos.
Heriberto Leyva, filósofo, linguista y educador , New Jersey, Estados Unidos.
Adelfa Locay, retirada. Florida, Estados Unidos.
Carmen Locay García, retirada, Florida, Estados Unidos.
Milán López, empresaria, Florida, Estados Unidos.
Mónica López, traductora, New York, Estados Unidos.
Franklin D. López, periodista, político, empresario, escritor.
Pedro Ramon López, empresario, Santo Domingo, R.D.
Humberto López y Guerra, escritor y cineasta, Francia.
Alina M. López Marín, investigadora retirada, Estados Unidos.
Sergio López-Miró, empresario y publicista, Florida, Estados Unidos.
Antonio Llaca Busto, médico cirujano, Venezuela.
Diana Madero, consejera financiera, Florida, Estados Unidos.
Juan Carlos Marrero Bécquer, Poeta y profesor de Educación Física, Chile.
José Martel, periodista, Florida, Estados Unidos.
Joaquín Martínez, ingeniero electricista, Atlanta, Estados Unidos.
Jorge González Martínez, Arquitecto, Cuba.
Ricardo Martínez-Cid, abogado, Florida, Estados Unidos.
Héctor Martínez Cruz, traductor.
Gerardo E. Martínez-Solanas, economista y politólogo, Florida, Estados Unidos.
Jorge Martínez Jorge, empresario y escritor, Uruguay.
Jorge Masetti, periodista, Francia.
Dmitry Massip, Ingeniero en Telecomunicaciones e Informática, Rusia.
José Antonio Massip, maestro, Florida, Estados Unidos.
Alex Medina, profesor universitario, España.
Digna G. Medina. Odontóloga, España.
Silvia Maria Méndez Rorado, odontóloga, Uruguay.
Dora Leonor Mesa Crespo, activista de la sociedad civil, Cuba.
Juan Antonio Michelena, empresario, Venezuela y España.
Lázaro R. Miranda González, España.
Marcelino Miyares, politólogo, Florida, Estados Unidos.
Marlene Moleón, editora, Canada.
Roberto Molina, artista plástico y diseñador gráfico, Venezuela.
Alessandra Molina, escritora, Missouri, Estados Unidos.
Lizabel Mónica, escritora, Philadelphia, Estados Unidos.
Carlos Alberto Montaner, escritor, Florida, Estados Unidos.
María Emilia Monzón, sindicalista, Florida, Estados Unidos.
Rene Mora, topógrafo, Florida, Estados Unidos.
Julio César Morales, agente de bienes raíces, Florida, Estados Unidos.
Antonio E. Morales-Pita, profesor universitario, Chicago, Estados Unidos.
Luis E. Moro, proyectista, Venezuela.
Víctor Mozo, traductor, Canadá
Eusebio Mujal-León, politólogo, Estados Unidos.
Arnoldo Muller, empresario, Florida, Estados Unidos.
Tomás G. Muñoz, España.
Xenia Nino, ama de casa, Estados Unidos.
Rinaldo Miguel Nodarse Hernández, Psiquiatra, España.
Nelson Núñez Dorta, México.
Luis Mario Ochoa, músico, Canadá.
Ana Olema, artista visual/multimedia, Cuba.
Jorge Olivera Castillo, escritor, periodista y ex editor de la t.v. cubana, Cuba.
Roberto Pardinas Sánchez, activista derechos humanos, Nueva York, Estados Unidos.
Martha Pardiño Alvarez, retirada, Florida, Estados Unidos.
Miguel Pascual, agente hipotecario, Florida, Estados Unidos.
Enrique Patterson, ensayista, Florida, Estados Unidos.
Geandy Pavón, artista visual, New Jersey, Estados Unidos.
Maggie Pelleya Madrazo, directora radial, Florida, Estados Unidos.
Oscar Peña, activista de derechos humanos, Florida, Estados Unidos.
Radamés Peña Ramírez, soldador industrial,Puerto Rico.
Groylan Pereira, Presidente Fundación Cubano-Dominicana, República Dominicana.
Maurilio Pérez, técnico en electrónica, cubano, Florida, Estados Unidos.
Armando Pérez, maestro, Connecticut, Estados Unidos.
Laura Pérez, Estados Unidos.
Luis Enrique Pérez, gerente de salud pública, Alemania.
Jorge Ignacio Pérez, periodista y escritor, España.
Eduardo C. Pérez Martínez, médico, México.
Nicolás Pérez Argüelles, empresario y analista político, Florida, Estados Unidos.
Iván Pérez Carrión, filólogo, Santo Domingo, República Dominicana.
Pedro Pérez Castro, sindicalista, Venezuela.
Waldo Pérez Cino, escritor, Bélgica.
Roberto Pérez Llanes, profesor universitario, Bolivia.
Marcos A. Pérez Medina,  empresario, Florida, Estados Unidos.
Pedro Nicolás Pérez Santo, República Checa.
Julio Pino Miyar, ensayista, Florida, Estados Unidos.
Encarnación Pisonero, poeta, crítico de arte, España.
Antonio Ponte, escritor, España.
Roberto Poveda, músico, New York, Estados Unidos.
José Prats Sariol, escritor, México.
Rafael Edgar Puente Roca, Estados Unidos.
Ricardo Puerta, sociólogo, Honduras.
Efrén Pulgarón, periodista, Florida, Estados Unidos.
Rolando Pulido, artista visual y gráfico, New York, Estados Unidos
Roberto Quintans, profesor, Florida, Estados Unidos.
Osvaldo Antonio Ramírez, escritor, España.
Lidia Esther Ramírez González, diseñadora de ropas, Hungría.
Justino Renee Morales, ejecutivo de turismo, California, Estados Unidos.
José Manuel Revilla, retirado, Florida, Estados Unidos.
Amaury Reyes Morris, estudiante, Argentina.
Jorge Del Rio, científico ambientalista Florida, Estados Unidos.
Mario Rivadulla, periodista, República Dominicana.
Paquito D'Rivera, músico, Estados Unidos.
Augusto Rodríguez, periodista y activista derechos humanos, Florida, Estados Unidos.
Dulma Rodríguez, informática, Gran Bretaña.
Milena Rodríguez, poeta y profesora,\ España.
Tomás Rodríguez, profesor y activista político, Florida, Estados Unidos.
Tania Rodríguez, retirada, Florida, Estados Unidos.
Ariel Rodríguez Armas, técnico de sonido, Canadá.
Yuri Rodríguez Báez, médico, Bruselas, Bélgica.
Jorge Rodríguez Beruff, profesor, Puerto Rico.
Pablo Rodríguez Carvajal, comunicador, Florida, Estados Unidos.
Rafael Rojas, historiador, México D.F.
Teresa María Rojas, actriz, Florida, Estados Unidos.
Rodolfo Rojas Companioni, ingeniero, New Jersey.
Ricardo Roque, médico ortopédico, República Dominicana.
Danny Roque Gavilla, sacerdote católico, Cuba.
Perla Rozencvaig, profesora universitaria.
Luis G. Ruisánchez, periodista, República Dominicana.
Arcadio Ruíz Castellano, artista plástico y teatral, New York, Estados Unidos.
Gilberto Ruiz Val, artista visual, New York.
Siva Sahl, especialista en computación, California, Estados Unidos.
Reinaldo Sainz Sánchez, sindicalista, California, Estados Unidos.
Carlos Saladrigas, empresario, Florida, Estados Unidos.
Miguel Saludes, periodista independiente, Florida, Estados Unidos.
Lordi Sam, empresario de energías renovables, España.
Rafael A. Sánchez, médico, Florida.
Yoani Sánchez, filóloga y bloguer, Cuba.
Roberto A. San Martín, escritor y director de radio y t.v. Florida, Estados Unidos.
Yaneidy Santana Melgarejo, médico, New York, Estados Unidos.
Enrico Mario Santí, profesor universitario, Kentucky, Estados Unidos.
Ricardo L. Santos, ingeniero civil e hidráulico, Florida, Estados Unidos.
Diana Sarlabous, economista, República Dominicana.
Enri Saumell, activista de derechos humanos, Texas, Estados Unidos.
Rafael E. Saumell, profesor de Lengua española, Texas, Estados Unidos.
Yamil Simón-Manso, investigador químico, Maryland, Estados Unidos.
Julio César Soler Baró, bloguer, Suecia.
Enrique Sosa, retirado, Florida, Estados Unidos.
Avelino Omar Suárez, escultor, Florida, Estados Unidos.
Pedro Subirats Camaraza, profesor universitario de filosofía, Puerto Rico.
Miquen Tan, poetisa, New York, Estados Unidos.
Arnoldo Tauler, dramaturgo y guionista de radio y tv. Florida, Estados Unidos.
Leonel Teijón Fajardo, graduado en laboratorio clínico, Florida, Estados Unidos.
Osvaldo Torres, Michigan, Estados Unidos.
Dagoberto Valdés Hernández, director de revista Convivencia, Cuba.
Dagoberto Valero Paz, profesor universitario, New Jersey, Estados Unidos.
Amir Valle, escritor, Alemania.
Sylvia Valls, escritora, México.
Jorge Valls Arango, politólogo, Estados Unidos.
Francisco Vázquez, médico, Florida, Estados Unidos.
Rayma Vázquez, médico, Florida, Estados Unidos.
Miriam de La Vega, coordinadora de programación televisiva, Florida, Estados Unidos.
Camilo Venegas, escritor, República Dominicana.
Lía Villares, artista visual, Cuba.
Omar Villamil, médico, Panamá.
María del Mar Ximénez García, retirada, España.
Pedro Yero, Estados Unidos.
Carlos Alberto Yllobre Rodríguez, médico, Islas Canarias, España.
Pablo Zamora, ejecutivo retirado, Florida, Estados Unidos.
Eduardo Zayas-Bazán, profesor emérito y autor, Florida, Estados Unidos.
Yovani Zayas Setién, jurista, New York, Estados Unidos.
Alfredo David Zayas Cañedo, físico médico, México.


Nota: Para añadir firma enviar a Ariel Hidalgo a: Infoburo@aol.com



23 comments:

  1. Me sorprende esta lista variopinta de personajes, en su mayoría desconocidos, que se pronuncian por la unidad a sabiendas de que van a causar otra fractura en el exilio.
    Herminio C. C.

    ReplyDelete
  2. No estoy de acuerdo con ningun tipo de diálogo con los asesinos y torturadores del pueblo cubano.

    Encuentro lógicos todos los puntos de su Proyecto, aunque conociendo a los que han usurpado el poder durante 53 años en Cuba, no creo que lo vayan a soltar porque los aqui firmantes se lo pidan. Mientras se encuentren respirando en el territorio nacional mal llamados cubanos de apellido CASTRO, sus familiares y complices benificiados, no creo que pueda existir un dialogo, sino un monólogo en el que solo se acaten las ordenes de los que secuestraron el poder, como ha sido habitual hasta ahora.

    Me pareceria muy ingenuo de parte de los que aqui firman, si no conociera que muchos de ellos no son ingenuos para nada.

    De mi parte, este plan queda descalificado en su totalidad al ser uno de los firmantes Carlos Saladrigas, rata de alcantarilla oportunista , que en estos momentos no solo dialoga con los asesinos Castros , sino que comercia con ellos y convoca a reuniones para representar los intereses de una tirania en decadencia, que al parecer, lo ha contratado como su mediador en el exilio.

    Como es posible hacer un Proyecto involucrandose con alguien que antepone su ambicion y sus intereses comerciales a los principios y valores patrios?.

    Me extrana no ver aqui estampada la firma de Fanjul, otro explotador y conocido esclavista en la Republica Dominicana.

    Esto demuestra una vez mas, que la "union entre cubanos" es casi que imposible de lograr. No somos iguales ni jamas lo seremos, sencillamente porque nuestros intereses son diferentes. Nuestro intereses nos dividen. Mi interes es ver a mi Patria libre, no para mi misma sino para todos los cubanos. El interes de algunos como Carlos Saladrigas es enriquecerse mas aun de lo ya esta, "tomar posicion", como el mismo lo ha expresado y viene haciendo, impedir que compañias extranjeras lo hagan antes que el; el es capaz de todo, aun cuando para eso tenga que besarle los pies a los asesinos de Orlando Zapata, Laura Pollan, Wilfredo Soto, Wilman Villar, Oswaldo Paya , Harold Cepero y muchos otros que han sido vilmente asesinados por los hermanos Castros.

    Deberian cambiarle el nombre a este Proyecto, les propongo que le llamen: "Lobos y Ovejas Unidos por la Concordia". Con el paso del tiempo, la historia por si misma los dividirá en los dos grupos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. totalmente de acuerdo.

      No hay que dialogar con una dictadura, NUNCA. son nuestros derechos, no tenemos que pedirles permiso para poder acogernos a ellos!

      Delete
  3. Me pregunto si Carlos Saladrigas le ha pedido a los Castros que cese la violencia en contra de Sonia Garro, Niurka Luque, Sara Martha Fonseca, Jose Daniel Ferrer Garcia y miles de cubanos que estan sufriendo violencia e injusto encarcelamiento en estos momentos.
    Mientras Carlos Saladrigas ha estado visitando Cuba, con el permiso de sus propietarios, los hermanos Castros, por poner un simple ejemplo: Jorge Cervantes , su esposa y sus dos niños han estado durante mas de 15 dias sufriendo diarios actos de repudio en su humilde casa en Oriente, hasta el punto que han tenido que dormir a la interperie porque debido a los excrementos que han tirado para el interior de la vivienda, se han creado focos de gusanos y bacterias que hacen peligrar su salud, especialmente la de los niños.
    Carlos Saladrigas en tu contrato con los asesinos Castros has incluido alguna clausula para protegerlos a ellos?.

    ReplyDelete
  4. Piden y piden ... pero NO DAN NADA ... y sobre todo NO piden o exijen a quien hay que exigir que es a la dictadura !

    ReplyDelete
  5. ES posible el diálogo con un sordo?Estas medidas son muy bonitas, pero ya lo hizo Paya con su proyecto Varela y sus firmas dentro de la legalidad y el pacifismo, la dictadura corrió entonces a cambiar la constitución y acomodarla a sus intereses de permanencia en el poder. Ahora viene éste otro grupo pidiendo más de lo mismo, pero no se habla de convocar a elecciones libres ni de gobiernos de transición, dejen de soñar que no hay diálogo posible con la dictadura, ni van a salir solitos del poder, hay que sacarlos, así de simple, los firmantes de éstas medidas son intelectuales, me pregunto si pecan entonces de ingenuidad o son soñadores al estilo de John Lennon, porque yo soy semianalfabeto y doy cuenta de que los hermanitos Castro y todos los que los siguen no sueltan el poder ni a palos, es demasiado dulce el poder y ustedes solo revolotean alrededor, no podrán posarse por las buenas.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Paisano, usted no es semianalfabeto, usted es un iluminado, y esa perspicacia no tiene que ver con la escolaridad. En Cuba y fuera de ella hay centenares de miles con grados de doctor, con publicacionbes y hasta con reconocimientos internacionales, y son más que cretinos a la hora de anaklizar políticamente el caso cubano.
      Los poderosos de USA no quieren cambios de gran apertura en Cuba, los cubanazos ricos y/o millonarios tampoco quieren cambios porque el negocio se les malea. Como tampoco lo quieren sus homólogos dominicanos del real billete, ni los mejicanos. ¿Quiénes quieren cambios? Solamente los soñadores, los patriotas, los muerto de hambre y comparsa. ¿Pero desde cuándo esos sectores de abajo son los deciden el destino o rumbo que han de tomar las cosas?

      Delete
    2. Gracias por subirme la autoestima mi amigo, mi semianalfabetismo declarado sólo trataba de esclarecer un poco el documento éste elaborado por intelectuales, gente que debe haber estado su tiempo dándole vueltas a ésto antes de ofrecerlo para su firma, pero que a pesar de eso se le escapa llamar a la DICTADURA por su nombre, se le escapa hablar de elecciones libres o gobierno de transición por sólo citar dos ejemplos, que "mano de seda" elabora un documento liberador de éste tipo me pregunto? y me sigo preguntando: por qué el edulcorante para tratar a un régimen despótico y cruel? Se trata de dejar una puerta abierta por donde se escabullan después de 50 años de tiranía y llenar de epítetos como mercenarios a la disidencia, de lumpen y gusanos a la gente de la diáspora y de mafiosos miamienses? Tengo demasiados cabos sueltos, aplaudo los intentos de condena al régimen, vengan de donde vengan, pero deben estar completos, sin lugar a las dobles lecturas, a los resquicios por donde partan felices y despreocupados los que fusilaron en la CAbaña, hundieron el remolcador 13 de Marzo, asesinaron a tres negros para dar un escarmiento, son causantes directos de la muerte de miles de cubanos en el estrecho de la Florida, de los muertos en prisión, en "accidentes" y no sigo porque la lista es inmensa y me llamaste paisano, así que eres cubano y nada de lo que te diga te es ni desconocido ni ajeno, verdad? y que dirán los firmantes de ésto...?, son paisanos también...?

      Delete
  6. Estos intelectuales, pretenden saber tanto, precisamente porque nada saben, son ignorantes negados a ver, ciegos negados a saber, y viceversa, siempre han estado al sumiso y sutil servicio a sus amos, directa o inderectamente, marionetas discretas.

    ReplyDelete
  7. Cooperacion siniestra de buscar una salida a sus verdugos que los mantenga en el poder y lejos de la justicia, esto es un plan concebido, esto son zarpazos preparados desde el nido de ratas del punto cero.

    ReplyDelete
  8. Si alguna vez hubo una hora de dialogo con los Castro, ese momento hace mucho que paso.
    No obstante, pienso que es útil cualquier acción que sirva para denunciar y desenmascarar a la tiranía.

    ReplyDelete
  9. Borron y cuenta nueva?,nada de eso,los familiares fusilados,los cubanos torturados,los que se murieron ahogados,los que han muerto enfermos de los pulmones en las masmorras del principe y la cabaña,el sufrimiento de un pueblo por mas de medio siglo a manos de una cuadrilla de bandoleros....Nada de eso....yo no hago pactos con el diablo y donde se caiga el burro ahi mismo le dare' los palos..basta ya de tanta babosada,nuestros muertos tienen dolientes.

    ReplyDelete
  10. Señores.
    ¿No se han dado cuenta que esta proclama es una denuncia a los 4 vientos del carácter genocida y totalitario de la dictadura castrista?
    Esa es su esencia. Yo no apoyo dialogo alguno con quienes han sembrado la muerte y el odio en la nación cubana pero apoyo cualquier documento que denuncie a la tiranía ante el mundo.

    ReplyDelete
  11. This comment has been removed by the author.

    ReplyDelete
    Replies
    1. No dudo de las buenas intenciones de la gran mayoria de los firmantes. Pero hay algo raro en todo esto, cada vez que hay un asesinato politico de gran alcance aparece una carta publica de estas moderadas. Mataron a Zapata Tamayo y aparecio una carta firmada por varios de los que aqui veo pidiendo el fin del embargo, entonces comenzo la discusion entre bandos y la muerte de OZT paso a un segundo plano. Y ahora matan a Paya y de nuevo aparece una carta moderada para sembrar discordia y volver a la discusion, con el resultado de que la muerte de Paya comienza a pasar tambien a un segundo plano. QUE "OPORTUNAS" SON ESTAS CARTAS!!!

      A quienes se les ocurren estas "brillantes" ideas, les pregunto: por que siempre escojen el momento mas inapropiado?

      Delete
  12. Manolo Pozo/Miami,flAugust 13, 2012 at 8:33 AM

    Patrañosa, inadecuada y testaferra esta carta de este montón de oportunistas clásicos que lamentablemente publican sus cuentos, alardean sus historias olvidadas y presumen sus diplomas, aunque sus dignidades atentan contra la verdadera y légitima libertad de la patria. Dios libre a Cuba de estos personajes. No tienen ninguna buena intensión, no se confundan. Son manipuladores y dialogueros..., y el castrismo garantiza un espacio con ellos.

    Manolo Pozo.

    ReplyDelete
  13. A cagar por los portales vende patria, todo el que pretenda olvidar devieria ser fucilado de la misma menera que ellos lo han hecho y siguen haciendo, oportunistas, descarados, lo que quieren es ron y chancleta, que viva la pepa, el jineterismo y la viajadera, partia de HP.

    ReplyDelete
  14. Varadero en el EXILIO!!!!August 13, 2012 at 6:43 PM

    Cuando veo "iniciativas" como esta le quito el seguro a mi beretta! Le ronca la malanga!!! Con quien van a dialogar? Sobre que? Uff, y pensar que los lecheros se levanten a las dos de la manana pa' que estos dialogueros tomen leche!!!!!

    ReplyDelete
  15. Rectifico mi posicion. Si, yo dialogaria solo muy brevemente con los hermanos Castros. Les preguntaria si desean ser fusilados con venda o sin ella, aunque no se merecen ni esa Cortesia, ya que ellos no la han tenido nunca con los que han fusilado. Mucho menos han tenido compasion con los miles y miles de muertos que tienen en su haber y tampoco con los familiares de sus victimas ni con el pueblo cubano en general.

    ReplyDelete
  16. Es el colmo de la desvergüenza, el descaro y el oportunismo.,Esto viene ordenado desde la Habana por los asesinos Castro en persona, ellos son los artifices de este " documento" de la vergüenza, fue el tirano Raúl Castro el primero en pedir dialógo con Obama, el da 26-07-2012.

    Poco tardo la traidora Yoani Snchez y sus secuases en escribir esta basofia.

    Vamos por paso, quienes si no los Castro, han matado y vilado todos los derechos, joder que le escriban a ellos, para que paren, porqué estos hp, nos meten a todos, y nos igualan con los dictadores de Birán.

    El que firme este papel no es cubano, los que lo redactaron y firmaron NO son cubanos, son los complices de los Castro en todos sus actos.

    ReplyDelete
  17. TRATAR DE DIALOGAR CON UN REGIMEN ABSOLUTISTA COMO EL DE LOS CASTRO ES PERDER EL TIEMPO,O SON MUY INGENUOS O LE ESTAN HACIENDO EL JUEGO,CREO QUE SOLO QUEDA ESPERAR POR UNA SOLUCION BIOLOGICA Y QUE ESA MANADA DE DINOSAURIOS QUE DESGOBIERNA A CUBA POR MAS DE 50 ANOS SE VAYA EXTINGIENDO , ENTONCES LOS CUBANOS TENDREMOS LA OPORTUNIDAD DE UN MEJOR PAIS

    ReplyDelete
  18. Siento en muchos comentarios la misma intolerancia de un policía de la seguridad del estado o de el mismo gobierno al referirse a sus enemigos. Es constatado que es un mal humano, no tiene política o partido.
    Hay una nueva generación, una nueva visión de la humanidad hacia el mundo en general. Y muchos estamos cansado y asqueados del odio visceral en cualquier lugar del planeta.
    Hay momentos de la vida que exigen tener un criterio político y hasta una postura, pero ello no significa que la política tal y como la conocemos hoy sea la solución.
    Me avergüenzo en ocasiones de la lucha de mi país por liberarse sin tener la capacidad de liberarse de sus propios demonios. ¿El día que ya no estén los dictadores en el poder que vendrá? Porque quiero que sepan todos que las nuevas generaciones de todo el mundo ya no quieren más de lo mismo, no nos sentimos cómodos con la intolerancia y que alguien enfermo de odio hable en nombre de nosotros.

    ReplyDelete